Ingredientes:

  • 8 láminas de pasta brick (también la llaman filo).
  • 2 Morcilla de arroz (si es de Burgos, mejor)
  • 1 Cebolla
  • 2 Cucharadas de Piñones
  • 2 Cucharadas de Pasas
  • 1 cucharadita de Cominos rallados
  • 2 Manzanas (tipo Granny, que sean ácidas)
  • 3 Cucharadas de mantequilla
  • 2 Cucharadas de Aceite de Oliva Virgen Extra
  • 1 Huevo batido.

La receta de estos bricks tienen historia, me la pasó un antiguo compañero de trabajo, Javier, que como buen leonés hace publicidad de la morcilla típica de allí, reconozco que la morcilla leonesa es perfecta para hacer unas croquetas, es mucho más fuerte y cremosa, pero para estos bricks me decanté por la de la tierra de mi madre, la morcilla burgalesa, así que me puse manos a la obra y la preparé para una nochebuena en Bruselas, así que me llevé las morcillas en la maleta conmigo y la he vuelto a repetir otras veces, me encanta, la mezcla dulce/ácida de las manzanas con la cebolla caramelizada y la morcilla como colofón final dentro del brick al horno es delicioso.

Preparación:

  1. Le quitamos el corazón a las manzanas y las pelamos. Hacemos rodajas de 1/2 cm. de espesor. En una sartén ponemos a derretir la mantequilla y pasamos la manzana a fuego medio fuerte por la mantequilla. Reservamos.
  2. Caramelizamos la cebolla, para ello usaremos bicarbonato, sólo la puntita de un cuchillo (unos 2 grs). En la misma sartén que hemos usado para la manzanas echamos un chorrito de aceite de oliva virgen extra, la cebolla picada, una pizca de sal y el bicarbonato. Lo hacemos a fuego alto y veremos como la cebolla amarillea enseguida, en 5 minutos la cebolla ha soltado su propio jugo que se hará en el aceite, bajamos el fuego a la mitad y cocinamos la cebolla durante otros 5 minutos hasta que conseguimos el punto deseado. Reservamos.
  3. Le quitamos la piel a la morcilla, y la troceamos. La espolvoreamos con el comino.
  4. En otra sartén ponemos 1 cucharada de aceite y echamos las pasas y los piñones, los rehogamos un poco y añadimos la morcilla. La cocinamos durante 10 min. aprox. (dependerá de la calidad de la morcilla). Dejamos enfriar.
  5. Precalentamos el horno a 180ºC.
  6. Extiende las láminas de pasta brick, unta la superficie con huevo batido y rellena con la mezcla de morcilla y cebolla. Pon encima 2 rodajas de manzana y cierra para darle la forma de un rollito de primavera o como un saquito cerrándolo con hilo de cocina.
  7. Pon papel albal o papel vegetal sobre la bandeja del horno y coloca los bricks.
  8. Cuando el horno esté caliente, introduce la bandeja y hornea durante 15-20 min, dependiendo de lo dorados que te guste que salgan.

Consejos:

  • Saca la pasta brick en el mismo momento en el que vayas a rellenarla, ya que es una pasta muy delicada y si recibe contacto con el aire se reseca y se hace imposible de manipular.

Maridaje:

  • Fuenmayor. Nocedal Reserva 2001. 15 euros
  • Valdemar. Rioja Inspiración 2010. 8 euros
  • Alta Pavina. Citius 2009.  Pinot Noir. 19 euros
  • Lopez de Heredia. Reserva Viña Tondonia 2001. 20 euros

 


This post is also available in: Inglés

Ver más recetas de Carnes y Aves, Cena, Primeros platos, Tapas y aperitivos